¿Qué situaciones no cubre el seguro básico de moto?

El seguro de responsabilidad civil, mínimo obligatorio para circular con una moto, sólo alcanza los daños que tú ocasiones con tu vehículo, no los que sufras.

El seguro de responsabilidad civil, mínimo obligatorio para circular con una moto, sólo alcanza los daños que tú ocasiones con tu vehículo, no los que sufras. Si causas un accidente o tu moto se va al suelo y se rompe un retrovisor, tendrás que pagarlo de tu bolsillo. La póliza a terceros está exclusivamente destinada a indemnizar a las terceras personas.

De hecho, ni siquiera estarás cubierto tú como piloto y la seguridad social no cubre los accidentes de tráfico. Si te caes solo o en un accidente en el que eres culpable, todos los gastos de tu recuperación correrán a tu cargo.

¿Y si no soy yo el culpable? Si no eres tú quien ha ocasionado el siniestro estarás cubierto, pero no por tu seguro a terceros, sino por el seguro a terceros del otro piloto.

Por fortuna hoy en día la mayoría de las pólizas van más allá del seguro obligatorio e incluyen garantías adicionales.

¿Qué diferencia hay entre un plan de pensiones y un plan de jubilación?

Aunque los planes de pensiones y de jubilación tienen una finalidad similar, debemos valorar los pros y los contras de cada uno de ellos para asegurarnos de cuál nos conviene más

Ambos planes tienen la finalidad del ahorro pero existen diferencias entre ambos.

En los planes de pensiones se hacen aportaciones a una entidad financiera por grupos de ahorradores. Esta entidad los invierte en activos financieros que pueden ser de renta fija o variable.

Por su parte, los planes de jubilación son seguros de vida que cubren el fallecimiento del titular y, en caso de no fallecer, te aseguran un dinero que se acumula a tu pensión de jubilación.

Las diferencias radican también en el tratamiento fiscal ya que los planes de pensiones pueden aportar ventajas fiscales en el IRPF mientras que los planes de jubilación no desgravan  y su tratamiento fiscal se da en el momento del cobro final.

En cuanto a la posibilidad de disfrutar de sus fondos, mientras que los Planes de Jubilación permiten  la cancelación o el rescate parcial del mismo sin penalización alguna, los planes de pensiones se podrán anticipar por jubilación a partir de los 60 años del depositario en caso de que ya no se encuentre activo en el mundo laboral.

A la hora de elegir entre uno u otro, debemos sopesar los pros y los contras de cada uno de ellos para elegir el que más se ajuste a nuestras necesidades.

¿A qué edad se recomienda un seguro de vida?

La edad mínima de contratación son los 14 años y la máxima, 64

La edad mínima de contratación de un seguro de vida son 14 años y la edad máxima son 64 años.

Más allá de esos límites, suscribir una póliza es recomendable pero no obligatorio, al menos en términos generales ya que sí toma este carácter cuando, por ejemplo, suscribimos una hipoteca.

Además, suele utilizarse como una forma de ‘blindar’ a la familia en caso de fallecimiento o invalidez del asegurado.

¿Cuál es la edad mínima de contratación de un plan de pensiones y un plan de jubilación?

La edad mínima legal para la contratación de estos planes son los 18 años, aunque no es habitual la contratación a esta edad. Lo recomendable es hacerlo en el inicio de nuestra vida laboral, aunque en esos momentos la jubilación sea algo sumamente lejano.

De hecho, la edad promedio de las personas que han contratado este tipo de planes se encuentra en los 35 y los 55 años.

Esto es lógico, si se tiene en cuenta que el nivel de ingresos a dichas edades está más consolidado. Y, sobre todo, los ciudadanos de esas edades contemplan mucho más cerca la necesidad de previsión para sí mismos y para los familiares dependientes.

¿Obtengo bonificación por tener más de un seguro con la misma compañía?

En Bibe Seguro queremos premiar tu fidelidad y, por eso, cuantos más seguros tengas con nosotros, mejores condiciones conseguirás.

Conoce las fantásticas condiciones de nuestros seguros y haz que lo que más valoras esté asegurado con Bibe Seguro.

Llama a nuestros agentes al 902 11 00 77 y pregunta por las bonificaciones al traer tus distintos seguros.

Si compro el coche a otro particular, ¿puedo cambiar el seguro?

La compra venta de vehículos entre particulares es una práctica totalmente legal y cada vez más extendida. Una vez acordada la adquisición del vehículo por el interesado es necesario cambiar el nombre del titular.

Pero, ¿qué pasa con el seguro? ¿Puedo traspasarlo también? Sí, un seguro también se puede traspasar. Para ello necesita la aprobación de su compañía de seguros seguro.

Para ello, debe comunicar a la compañía la venta del vehículo  y la intención de realizar el traspaso del seguro, indicando los datos personales y el contacto del nuevo dueño.

La compañía se pondrá en contacto con el nuevo daño para comprobar su experiencia e historial de siniestralidad. A partir de este punto, su compañía puede aceptar o denegar el traspaso.

En caso de que lo acepte, todo solucionado. Si lo deniega, la compañía deberá notificarlo por escrito e ingresarle la parte proporcional a la prima no consumida.

¿Puedo cambiar de compañía de seguros cuando yo quiera sin penalizaciones?

El cambio de compañía proveedora de seguros es algo habitual en numerosos sectores, como el de la energía, las telecomunicaciones o el bancario.

Sin embargo, existe una creencia infundada sobre la dificultad para cambiar de compañía de seguros. Nada más lejos de la realidad, a continuación te vamos a contar los pasos a seguir:

La ley establece que, para cambiarse de compañía de seguros, es necesario notificar a tu compañía actual con un mínimo de dos meses de antelación. La notificación debe hacerla el tomador del seguro por vía escrita.

Muchas compañías, aunque no todas, se encargan de notificar a los usuarios el próximo vencimiento y renovación de la póliza con la antelación necesaria para que el usuario pueda estar informado y tener en cuenta los plazos.

En el caso de que la notificación se realice con menos de dos meses de antelación, el resultado puede variar:

-Reclamación judicial: la compañía de la que sales puede intentar revertir el cambio reclamándolo judicialmente por no haber cumplido el plazo de dos meses. El resultado de este proceso son muchos trámites posteriores, como devolución de recibos, papeleos…

El cliente puede llegar incluso a tener pólizas duplicadas para un mismo producto.

-La notificación por carta: la compañía podría notificar al cliente el cambio fuera de plazo a través de una carta como forma de ejercer cierta presión para evitar la marcha a otra compañía.

-Cambio sencillo: dependiendo del tipo de cliente o del importe de las pólizas contratadas el seguro puede dotar de menor o mayor valor a los clientes. En muchos casos, las compañías permiten y facilitan el cambio de los clientes con ‘menor importancia’.

En todo caso, lo más recomendable para evitar complicaciones adicionales es notificar a la compañía de origen con los dos meses de antelación contemplados por la ley.

¿El seguro de defensa jurídica cubre el impuesto de sucesiones?

Las garantías de la póliza de Defensa Jurídica dependen de la compañía aseguradora así como de los distintos productos contratados. No obstante, entre las coberturas más ofertadas por las compañías principales se encuentra, efectivamente, las relacionadas con la reclamaciones en el ámbito fiscal, como del Impuesto de Sucesiones, garantizando, en muchos casos, el reembolso de las cantidades pagadas por el asegurado, como honorarios a abogados y procuradores en caso de separación matrimonial o divorcio, siempre que sea de mutuo acuerdo. Ofrece, además, la garantía de derecho de sucesiones, incluyendo la redacción del cuaderno particional en sucesión testada, y los costes por ausencia y fallecimiento, incluyendo los gastos notariales para el acta de declaración de herederos y participación de la herencia.

seNo obstante, este seguro no suele cubrir el propio impuesto, que debe ser asumido por el asegurado.

¿Con el seguro de decesos se puede elegir libremente el cementerio?

La mayor parte de las compañías aseguradoras ofrecen esa garantía en sus seguros de decesos

Sí. A la hora de contratar un seguro de decesos debemos conocer que entre las coberturas del elegido se encuentra la posibilidad de elegir libremente el lugar de inhumación y cementerio en España.

No obstante, la mayor parte de las compañías aseguradoras ofrecen esa garantía en sus seguros de decesos.

¿Puedo pagar mi seguro en cuotas mensuales?

En Bibe Seguro queremos adaptarnos a ti y, por eso, podrás pagar tu seguro en cómodas cuotas mensuales para que puedas gestionar los abonos de forma cómoda y sencilla.

Tú mismo podrás elegir la forma de pago que mejor se adapte a tus necesidades (mensual o trimestral) sin ningún coste extra ni comisión.