Me han regalado una mascota en Navidad, ¿debería asegurarla?

Me han regalado una mascota en Navidad, ¿debería asegurarla? Conoce ahora qué cuestiones cubren los seguros para mascotas.

Puede que Papá Noel y los Reyes Magos este año hayan dejado olvidadas las corbatas, los pijamas y los perfumes por el camino para, en su lugar, dejarnos como regalo un nuevo miembro para la familia: una mascota.

Perros, gatos y aves exóticas son, en este orden, los animales que más hogares estrenan por estas fechas. Además de las responsabilidades que ello conlleva y de cómo cambia el día a día de la casa con sus nuevos habitantes, los propietarios de una mascota deben saber que, por ley, tienen la obligación de responder de los daños que el animal cause a terceras personas o cosas de su propiedad.

Por tanto, contratar un seguro a una mascota doméstica se ha convertido en un trámite más del proceso. Por suerte, es rápido y sencillo, aunque nos encontraremos con diferentes niveles de protección en función de las circunstancias y necesidades particulares de cada caso.

Un seguro de mascotas incluye, por regla general, la defensa jurídica o la responsabilidad civil para su propietario en caso de denunciarse el acto del animal que ha provocado los daños. El robo o el extravío del animal suele estar incluido también. Otras cuestiones que se pueden incluir en el seguro son la prevención de enfermedades y sus tratamientos, analíticas o cirugías en caso de accidente, veterinario de urgencia o incluso los gastos por cancelación de vacaciones por extravío o enfermedad grave del animal, por ejemplo.

En algunos casos, el seguro de la mascota puede estar ya incluido en un seguro de tipo multirriesgo del hogar.

Sea como sea, tu mediador de seguros Bibe puede resolver todas tus dudas sin ningún tipo de compromiso, y ofreceros la tranquilidad necesaria para disfrutar de ese nuevo miembro de la familia. Consúltanos ahora!

¿Qué ocurre si circulo sin seguro de automóvil?

En España, el seguro de automóvil de responsabilidad civil es obligatorio.

En España, el seguro de automóvil de responsabilidad civil es obligatorio. Por lo tanto, si circulas sin él, te expones a una sanción económica, además de la inmediata inmovilización del vehículo.

En detalle, no contar con un contrato de seguro en vigor conlleva una sanción que puede oscilar entre los 600 euros y los 3.000 euros, en función del tipo de vehículo, de si se ha producido algún tipo de accidente o del tiempo que lleve el coche sin seguro, pudiendo la autoridad llegar a inmovilizar el vehículo no asegurado hasta que se demuestre que se ha suscrito, como mínimo, el seguro obligatorio.

En caso de reincidencia, la autoridad competente puede llegar a retirar el vehículo durante tres meses, estando el propietario obligado a satisfacer el coste del aparcamiento en los depósitos municipales.

En definitiva, circular sin seguro nunca es una buena opción, si no tienes el contrato en vigor lo mejor es que no cojas el coche para nada. En la carretera siempre asegurado.

Viajo en Navidad ¿Puedo utilizar mi seguro de salud fuera de España?

Si, como muchos españoles, viajas al extranjero en estas fechas, y tienes un seguro privado de salud, podrás usarlo en el país de destino, siempre dentro de las condiciones que establezca la compañía aseguradora.

Si, como muchos españoles, viajas al extranjero en estas fechas, y tienes un seguro privado de salud, podrás usarlo en el país de destino, siempre dentro de las condiciones que establezca la compañía aseguradora. Por eso, es importante tener toda la información sobre las coberturas aplicables, que encontrarás en los documentos de suscripción al contrato de dicho seguro.

Para tu comodidad, podrás realizar cualquier consulta al respecto a tu mediador de seguros Bibe, quien aclarará todas las dudas antes de hacer la maleta.

Recuerda además que cada compañía aseguradora dispone de un número de teléfono para asistencia en el extranjero: anótalo y llévalo siempre contigo, ya que es ahí donde deberás contactar para solicitar ayuda inmediata en el caso de que ocurra algo durante tu viaje.

¿Qué seguros pueden desgravar en la declaración de la Renta 2017?

Finaliza el año 2017, y en la mente de todos está lograr las máximas ventajas fiscales para la próxima declaración de la Renta. Aún quedan algunos meses para presentarla, pero queremos recordarte cómo el sector asegurador puede ayudar a ahorrarte un dinero.

Finaliza el año 2017, y en la mente de todos está lograr las máximas ventajas fiscales para la próxima declaración de la Renta. Aún quedan algunos meses para presentarla, pero queremos recordarte cómo el sector asegurador puede ayudar a ahorrarte un dinero.

Los seguros que pueden desgravar en tu próxima declaración de la renta son los seguros de vida y hogar vinculados a la hipoteca. Para que estos seguros puedan ser deducibles por inversión en vivienda habitual, el titular deberá probar que su contratación es condición necesaria para la concesión de la hipoteca por parte del banco o prestamista.

Este gasto (el importe de ambos seguros) se declararía en el desplegable de la casilla (A) del anexo A.1 (I), en el concepto Inversión de 2017 con derecho a la deducción, junto con el resto de cantidades invertidas.

Todo ello es aplicable para viviendas adquiridas antes de 2013, ya que a partir del 1 de enero de dicho año, fue suprimida la deducción estatal por adquisición de vivienda habitual, por lo que no se puede deducir en la cuota estatal nada por la amortización, intereses ni gastos inherentes al préstamo hipotecario. No obstante, algunas comunidades autónomas tienen normativas propias que regulan este tipo de gastos exclusivamente para la deducción autonómica.

Por tanto, recuerda guardar los recibos o facturas de estos seguros para poder justificar este gasto a la hacienda pública y consulta a tu mediador de seguros Bibe en caso de duda.