¿Puedo hacer cambios en mi seguro de hogar antes de su vencimiento?

Realizar cambios en tu póliza de hogar antes de su vencimiento depende en primera instancia de la entidad aseguradora, ya que es posible que alguna solo te permitan hacerlo cuando el bien ya no esté en poder del tomador del seguro.

Realizar cambios en tu póliza de hogar antes de su vencimiento depende en primera instancia de la entidad aseguradora, ya que es posible que alguna solo te permitan hacerlo cuando el bien ya no esté en poder del tomador del seguro. Además, otras pueden negarse a devolverte el valor de la prima no consumida, aunque el periodo de coberturas de riesgo sea más corto. No obstante, muchas aseguradoras permiten acogerse a otras opciones para no perder ese dinero, como puede ser sustituir por otro seguro que haya contratado. Ahora bien, existen cuatro razones por las que podrás hacer cambios en la póliza antes de su vencimiento o incluso darla de baja:
  1. Modificación del precio o de las coberturas Puede ser que la aseguradora haya decidido modificar sus ofertas de seguros y reestructure las pólizas cambiando los precios o las coberturas que incluye cada una de ellas. La compañía debe informarte con antelación y, en caso de que las nuevas condiciones no te convenzan, tienes 15 días desde la recepción de las mismas para rechazarla o cancelarla sin ningún tipo de penalización. Si no contestas, por lo general las aseguradoras lo toman como un sí (aunque legalmente podrían anular la póliza) y renuevan el seguro en las nuevas condiciones que te expusieron.
  2. Reducción del riesgo Aunque es la aseguradora la que valora el riesgo y fija la prima (a menor riesgo, pagas menos por el seguro), si el riesgo ha disminuido, debería cobrarte menos. Si lo comunicas y esta no reduce la siguiente prima a pagar, puedes oponerte a la renovación durante los 15 días siguientes si pagas el seguro de manera anual. En caso de las primas que se pagan cada tres o seis meses, tienes derecho a que el contrato sea rescindido, y te devuelvan la parte proporcional de la prima que has pagado de más desde que disminuyó el riesgo.
  3. Contratación a distancia Si contratas tu seguro online, puedes anularlo en los 15 días siguientes.
  4. Seguros de vida Si contratas un seguro de vida y te arrepientes, tienes 30 días para anularlo. Dependiendo de los cambios que quieras hacer en la póliza antes de su vencimiento, lo mejor es acudir a la aseguradora a negociar las condiciones.
 902 11 00 77 | 📩 contacto@bibeseguro.com

¿Qué factores influyen al contratar un seguro de vida?

Los aspectos que influyen en el momento de contratar un seguro de vida son diversos. Entre ellos, la situación personal, es decir, el estado civil, el número de personas a su cargo, el tipo de actividad que desempeña en el caso de que suponga una situación de riesgo, etc.

Los aspectos que influyen en el momento de contratar un seguro de vida son diversos. Entre ellos, la situación personal, es decir, el estado civil, el número de personas a su cargo, el tipo de actividad que desempeña en el caso de que suponga una situación de riesgo, etc. También debe considerarse la situación económica del asegurado, que engloba sus inversiones, sus deudas o los préstamos que tenga contraídos.

Hay factores personales que también son determinantes en un seguro de vida, al igual que ocurre con un seguro médico: el sexo, la edad y enfermedades padecidas por el asegurado y sus parientes, si es fumador o consumidor de alcohol, drogas… 

Un seguro de vida se contrata para salvaguardar la estabilidad de la familia y para garantizar el pago de hipotecas o deudas en caso de que ocurra el fallecimiento del asegurado o una situación de invalidez absoluta y permanente. (mapfre.es)

¿No quieres quedarte sin carnet de conducir? Bibe

El carnet de conducir es, para muchas personas, su herramienta de trabajo. Transportistas, taxistas o repartidores lo necesitan siempre vigente y quedarse sin él podría ser nefasto para su día a día, por lo que tenerlo asegurado es cada vez más indispensable.

El carnet de conducir es, para muchas personas, su herramienta de trabajo. Transportistas, taxistas o repartidores lo necesitan siempre vigente y quedarse sin él podría ser nefasto para su día a día, por lo que tenerlo asegurado es cada vez más indispensable.

Incluso los mejores conductores se exponen a una suspensión temporal del permiso de conducir, o a la revocación por pérdida de puntos. Ante esos contratiempos, este seguro te ofrece soluciones rápidas y eficaces, que te ayudarán a paliar las consecuencias económicas, laborales y profesionales.

¿Cuáles son sus coberturas principales?

  • Pago subsidio mensual
  • Ayuda económica en caso de revocación
  • Gastos de un curso de recuperación total o parcial de puntos del carné
  • Asistencia jurídica telefónica, con un abogado especializado, sin límite de consultas. Todo cercano, rápido y eficaz.
  • Traslado de tu vehículo y gastos de transporte
  • Gestión de infracciones de tráfico: Nuevo Servicio de Alerta de multas gratuito. Así, si tenemos tus datos de contacto, y no has recibido la notificación de una infracción, nosotros nos enteramos de inmediato, y podremos ayudarte a recurrirla.
  • Recurso contra la variación incorrecta de puntos

¿Qué significa contratar un seguro médico de reembolso?

Cuando contratamos un seguro médico, por lo general, el tomador recibe un documento donde se nos indica el cuadro médico con la relación de facultativos pertenecientes a la compañía que proporciona el seguro.

Cuando contratamos un seguro médico, por lo general, el tomador recibe un documento donde se nos indica el cuadro médico con la relación de facultativos pertenecientes a la compañía que proporciona el seguro. El usuario debe así ceñirse a ese listado sin posibilidad de optar por otro centro médico.

Ahora bien, si se opta por un seguro médico de reembolso, el tomador elige cualquier centro médico (sin ceñirse a una lista), abona la consulta y posteriormente la compañía le reembolsa dicho importe. De este modo el asegurado queda cubierto y totalmente libre en su elección.

No obstante, cabe destacar que el reembolso de dicha consulta por parte de la compañía aseguradora puede ser total o parcial según el porcentaje contratado en la correspondiente póliza. Esta suele cubrir el 100 % de los gastos o el 80 %. Pero la proporción dependerá siempre de lo pactado con la compañía.