¿Necesito un reconocimiento médico para contratar un seguro de vida?

En el momento de contratar una póliza pueden surgir muchas preguntas, como si es obligatorio pasar un reconocimiento médico para contratar la póliza de un seguro de vida.

 En el momento de contratar una póliza pueden surgir muchas preguntas, como si es obligatorio pasar un reconocimiento médico para contratar la póliza de un seguro de vida. En este caso, dependerá de las condiciones generales y particulares que hayan establecidos las distintas aseguradoras y del producto que des de alta.

Existen varios factores que determinan si la compañía exige una revisión médica previa. Hay aseguradoras que lo piden como requisito indispensable según la edad del cliente ya que, como es lógico, cuanto mayor eres más probabilidades tienes de caer en situaciones de invalidez o fallecimiento. Por otro lado, existen compañías que exigen en cualquier caso que los asegurados presenten un informe en el que se refleje su estado de salud y, otras, que lo piden sólo en aquellos casos en los que el capital asegurado supere un cierto límite. Por regla general, el coste total de la revisión será asumida por la compañía en los casos en los que es obligatorio pasar un reconocimiento médico para contratar la póliza de un seguro de vida.

Por otro lado, la compañía especializada en seguros de vida puede solicitar sólo un cuestionario sobre el estado de la salud del cliente sin ser necesario que un médico lo certifique. Es muy importante, en estos casos, contestar con la mayor sinceridad posible y señalar cualquier dolencia o enfermedad existente. Y es que, si llega el momento en el que los beneficiarios vayan a recibir una indemnización, si la compañía detecta que hay algún tipo de irregularidad, puede anular la prestación a tus seres queridos.

 902 11 00 77 | 📩 contacto@bibeseguro.com

¿Qué significa contratar un seguro médico de reembolso?

Cuando contratamos un seguro médico, por lo general, el tomador recibe un documento donde se nos indica el cuadro médico con la relación de facultativos pertenecientes a la compañía que proporciona el seguro.

Cuando contratamos un seguro médico, por lo general, el tomador recibe un documento donde se nos indica el cuadro médico con la relación de facultativos pertenecientes a la compañía que proporciona el seguro. El usuario debe así ceñirse a ese listado sin posibilidad de optar por otro centro médico.

Ahora bien, si se opta por un seguro médico de reembolso, el tomador elige cualquier centro médico (sin ceñirse a una lista), abona la consulta y posteriormente la compañía le reembolsa dicho importe. De este modo el asegurado queda cubierto y totalmente libre en su elección.

No obstante, cabe destacar que el reembolso de dicha consulta por parte de la compañía aseguradora puede ser total o parcial según el porcentaje contratado en la correspondiente póliza. Esta suele cubrir el 100 % de los gastos o el 80 %. Pero la proporción dependerá siempre de lo pactado con la compañía.